Las chinches de cama, conocidas científicamente como Cimex lectularius, son insectos que se alimentan de sangre, ya sea animal o humana, aunque existen diferentes tipos, la chinche de cama común es de color café rojizo o caoba de cuerpo ovalado y aplanado. Su tamaño no es mayor al de una semilla de manzana.

Normalmente se alimentan durante la noche, durante el día, se esconden en orificios y grietas, en dobleces de los colchones, resortes de la cama, en el interior de tapicerías de sillas o sofás... Cualquier lugar oscuro, aislado y que les ofrezcan protección es ideal para su hábitat.



Propagación

Son fáciles de transportadas, es decir, de forma pasiva podemos llevarlas en la ropa, muebles de madera o equipaje.

En los últimos años, la propagación de este insecto se ha visto favorecida por el incremento de viajes intercontinentales que ha permitido el transporte de material infestado de un lugar a otro del mundo.

El otro factor que ha favorecido la propagación de las chinches ha sido la resistencia de estos a gran número de insecticidas.



Principales signos de infección

A parte de las mordeduras, puedes detectar presencia de chinches por las manchas fecales y de sangre en sábanas y almohadas, que se forman al aplastarse las chinches durante la noche.

También puedes detectar un olor característico que desprenden, parecido al aceite de almendras.

Los chinches de cama dejan picaduras pequeñas, que pueden producir ronchas o bultos rojos e inclusive moderada inflamación y escozor, que puede durar una semana.

ID IMAGEN 154314924.jpg

Pero no te angusties, en caso de presentar alguno de estos síntomas, puedes contar con nosotros. En The Home Care Professionals trabajamos con eficacia para eliminar toda clase de plagas.

Trabajamos con efectividad en todos nuestros servicios de fumigación ¡Llámanos!



*Fuente: Anticimex